7 momentos que vivir en Grand Central

Grand Central Terminal además de comunicar Manhattan con el resto de la ciudad y sus alrededores, es un punto de encuentro, con mercados, tiendas, bares y restaurantes para todos los gustos. Además, la estación de tren más conocida de Nueva York posee rincones secretos que hacen de ella algo más que un lugar de paso. ¿Ya has vivido alguno de estos momentos?

1. Sentirte parte de una de las numerosas películas que se han rodado en Grand Central y correr por sus pasillos para no perder el tren, como lo hacían muchos de sus protagonistas. Hitchcok fue de los primeros en mostrar la estación y desde entonces no ha parado de aparecer en series y largometrajes como por ejemplo Gossip Girl, Men in Black, Soy Leyenda e incluso en películas de animación como Madagascar.

By Sracer357 (Own work) [CC BY-SA 3.0 ()], via Wikimedia Commons

By Sracer357 (Own work) [CC BY-SA 3.0 ()], via Wikimedia Commons

 

2. Observar el maravilloso cielo estrellado que decora la cúpula del hall principal. Una obra de arte que fue elaborada en 1912 y que curiosamente muestra un mapa astronómico que no se corresponde completamente con la realidad.

3.Si vas de paso, dedicar unos minutos a tomar un café o comer una hamburguesa, en alguno de los establecimientos de comida rápida que se encuentran en la planta baja.

4. Degustar una comida de lujo o simplemente asomarse al célebre Oyster Bar, que tiene tantos años como la estación y ofrece los mejores mariscos de la ciudad. La estancia aún guarda la estructura de origen basada en las obras del arquitecto español Rafael Guastavino a finales del siglo XIX.

Obra original de Irene Municio

Obra original de Irene Municio

5. Susurrar a las paredes. Si ves a unos cuantos turistas hablando de cara a la pared, no te extrañes, se están comunicando con la persona que se encuentra en el lado opuesto de la sala y que sorprendentemente lo escucha. Se trata de un lugar situado en uno de los pasillos de acceso a la planta baja y que cuenta con una peculiaridad acústica, gracias a la forma abovedada del techo.

6. Visitar el Apartamento secreto de Campbell. Convertido en lo que ha sido un exclusivo bar de cocktails durante los últimos años, fue originalmente construido para servir de oficina, inspirado en un palacio florentino.

7. Comprar o pasear por el mercado. La terminal tiene su propio mercado con puestos de comida procedente de todo el mundo, desde pescados y carne fresca hasta dulces, pan y quesos.

Este post es obra original de Irene Municio

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *