Grand Central, historia viva de Nueva York

Grand Central Terminal es una de las estaciones de tren más famosas del mundo, e icono de Nueva York, que debes visitar aunque no necesites transporte. Sus paredes encierran la historia de miles de viajeros que han pasado por allí desde su inauguración en febrero de 1913, hace más de un siglo. Sin embargo, a pesar de haber pasado por una reforma en 1998, y contar con más de cien años de antigüedad, la estación sigue fiel a su esencia.

Sopasnor, (Flickr, CC BY 2.0)

Sopasnor, (Flickr, CC BY 2.0)

Tras diez años de obras, la terminal se construyó sobre la antigua Grand Central Station, inaugurada en el año 1871, con el objetivo de esconder las vías bajo tierra y deshacerse de los trenes a vapor. En los años 50 la estación pasó por sus peores momentos debido al aumento del precio del suelo y el auge del automóvil, que trajo consigo una importante caída en el uso del tren. Para salvar Grand Central, tuvieron que construirse zonas comerciales en su interior y vender el edificio de oficinas que se encuentra en la parte trasera (el actual MetLife).

Daniel Wehner Flickr, CC BY 2.0)

Daniel Wehner Flickr, CC BY 2.0)

La zona más popular de la estación es su gran entrada, llamada Vanderbilt Hall, donde además de su impresionante arquitectura y decoración, podrás observar la circulación de viajeros corriendo de un lado a otro y numerosos turistas haciendo fotos. Actualmente se calcula que más 750.000 personas visitan diariamente la estación tanto como para viajar, como para visitar alguno de sus 35 restaurantes y 60 tiendas. Uno de los establecimientos más famosos es la Apple Store, situada en el hall antes mencionado, donde podrás entretenerte probando alguno de sus productos mientras esperas tu tren, o simplemente disfrutar las vistas desde su balcón interior. También es muy popular el Grand Central Market, que ofrece numerosos puestos de comida, alimentos gourmet, y platos preparados.

Para llegar hasta aquí puedes tomar el subway, ya que el edificio cuenta con una estación de metro en su interior con las líneas 4, 5, 6, 7 y S.

Este post es obra original de Blanca Martínez Fernández

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *